MontajesNacionalNoticiasPolicialPueblo Mapuche

Detienen a ocho comuneros: Acusan montaje y gobierno aplicaría ley antiterrorista.

En una nueva muestra de la militarización y suspicacia policial que opera en la zona, fuera de todo margen del estado de derecho y las garantías de un debido proceso, fueron detenidos, entre otros, el vocero de la CAM, Héctor Llaitul, y el dirigente de la Comunidad Autónoma de Temucuicui, Jaime Huenchullán. El despliegue fue encabezado por la Dirección de Inteligencia de Carabineros y está aparado en una serie de mensajes de whatsApp.

 

El conflicto estado Chileno-nación Mapuche registra un nuevo episodio tras la “Operación Huracán”, que se saldó con 8 detenidos.

Los detenidos son Hector Llaitu, vocero de la CAM, Ernesto Llaitul, hijo del dirigente, Jaime y Rodrigo Huenchullán, de la Comunidad Autónoma de Temucuicui; Martín Curiche, apresado en el campamento de apoyo a los presos en huelga de hambre; el Machi Fidel Tranamil; y David Cid Aedo, detenido en Los Ángeles.

Los informes de inteligencia policial consignan que este grupo se asoció para efectuar distintos atentados bajo el mando de  Héctor Llaitul. Esto según el Ministerio Público conformaría una asociación ilícita terrorista, por lo que se les aplicará la ley antiterrorista, en una nueva y clara medida de amedentramiento a la lucha y resistencia del pueblo Mapuche.

La acusación parte de la base de unos mensajes de Whatsapp que fueron interceptados donde los acusados supuestamente se repartían “órdenes y felicitaciones” para la realización de los atentados. Además de esto, la Fiscalía acusó al Machi Fidel Tranamil y Martín Curiche de ser partícipes de “incendio terrorista”  en tres atentados: a la empresa Cavallieri en Pillanlelbun, a la transportista Calafquén en Metrenco y a la empresa Llico, subcontratista de Forestal Mininco en el Fundo La Envidia.

Desde las comunidades y voceros de la causa Mapuche se deja claro que esto es un nuevo montaje de la policía, con el aval político del gobierno y el manejo comunicacional de los medios de información hegemónicos.

Por otra parte, la defensa argumentó que las detenciones no se ajustaban a derecho, debido a que las únicas pruebas son estos mensajes intervenidos por la inteligencia de Carabineros, los cuales no sirven como elemento judicial. Sin embargo la Jueza determinó un plazo de investigación de 4 meses y la prisión preventiva de todos los detenidos.

En declaraciones de Jorge Huenchullan los detenidos, “son completamente inocentes de los cargos que se le imputan. Toda esta detención obedece a la presión política que han hecho los gremios camioneros, forestales y agrícolas. A eso esta respondiendo la policía. Estamos enfrente de uno de los montajes más absurdos y burdos que ha hecho la policía”.

Previous post

Ejemplo de dignidad: Pu peñi ka pu lamngen protestan en medio de parada militar

Next post

Toponimia Mapuche

Painen

Painen

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *