NacionalNoticiasSocial

Visita Papal: Tibia recepción y señales erráticas.

Se terminó la visita Papal. La cabeza de la iglesia católica estuvo en Chile y el Wallmapu.  Entre el 15 y 18 de enero estaba agendada la visita de Francisco y las conclusiones dejan un saldo agrio y errático para la iglesia chilena.

Tibia recepción

Es innegable que la sociedad chilena ha tomado un curso impensado en los últimos 20 años, particularmente las nuevas generaciones, se ha manifestado abiertamente laica y atea. Lo anterior, aun cuando, la iglesia tiene grandes influencias en los poderosos grupos económicos del país. Sin embargo, la movilización de fieles fue uno de los aspectos que, sin duda, dejaron una pobre impresión.

Vista aérea de la misa de Francisco en Iquique

La más icónica de las imágenes se dio en la visita y misa oficiada por Francisco en Playa Lobito, Iquique. Lo cierto es que el espacio fue habilitado para 400.000 personas, siedo las estimaciones oficiales de apenas 100.000 asistentes.

Otra de las quejas asociadas a la visita y que dan cuenta de la tibia recepción de la sociedad chilena al Papa, se dio en Santiago. Los tacos y desvíos fueron un dolor de cabeza para muchos Santiaguinos, que no entendían el porque de los desvíos y cortes de tránsito en plena semana. Ciertamente, el Papa estuvo en parque O´higgins y el templo Votivo de Maipú, pero se estuvo alojando en la comuna de Providencia, siendo sus trayectos por las principales arterías de la capital chilena.

Personal desplegando las “Vallas Papales”, para demarcar cortes y desvíos de tránsito.

 

Una iglesia en problemas

Una crónica publicada hace un par de días por “El País”, da cuenta de la debilitada imagen que tiene la iglesia católica chilena, tanto local como internacionalmente. Considerando los graves casos de abuso que han salido a la luz pública en el último tiempo, n0 solo con sacerdotes abusadores, sino también, con encubridores, como el obispo Barros, que con una comunidad en franca oposición fue respaldado en su nombramiento por la jerarquía católica.

Miembros del movimiento Laicos de Osorno sostienen pancartas con la imagen del sacerdote Fernando Karadima y del obispo Juan Barros, implicados en un escándalo de pedofilia que ha suscitado numerosas protestas en el país.

Sin embargo, lo más grave y preocupante aconteció fuera de todo acto protocolar y es que en declaraciones otorgadas a la presa el pontífice católico señalo que: “El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, ahí voy a hablar. No hay una sola prueba en contra. Todo es calumnia, ¿está claro?

Estas declaraciones despertaron una serie de reacciones en redes sociales, víctimas de los abusos de Karadima y que señalan a Barros como encubridor directo de ellos se manifestaron.

Vía twitter Juan Carlos Cruz expresó que:

“Como si uno hubiese podido sacarse una selfie o foto mientras Karadima me abusaba a mi u otros con Juan Barros parado al lado viéndolo todo. Estas personas desde arriba están locos y @Pontifex_es habla de reparación a las víctimas. Seguimos igual y su perdón sigue siendo vacío.”

Por su parte Juan Andrés Murillo señaló:

“Esto ya se puso personal… Francisco, date cuenta de que nuestra lucha es contra el abuso… Benedicto, te necesitamos ahora.”

Francisco y Barros en la misa oficiada en Maquehue.

Incluso desde la misma iglesia y reconocidos rostros laicos asociadas a ella salieron a critica a Barros, lo calificaron de “imprudente” y sugirieron que debiese haber dejado de ser obispo hace tiempo.

El obispo de Rancagua, Alejando Goic indicó a los medios que:  “No sé si Barros asumirá su falta de prudencia durante estos días”

Mientras que Benito Baranda, coordinador de estado para la visita papal dijo que: “El daño que le está provocando a la iglesia es muy grande”.

Señales erráticas para el pueblo Mapuche

Una de las visitas más esperadas de Francisco fue la que tuvo lugar en Temuco y es que el conflicto Chileno-Mapuche por la usurpación de las tierras por parte del primero, era un tema obligado. Ciertamente y desde el simbolismo Francisco hizo un breve saludo en Mapuzungün y se aproximó al conflicto señalando que: “La defensa de la cultura del reconocimiento mutuo no puede construirse con base en la violencia y destrucción que termina cobrándose vidas humanas. No se puede pedir reconocimiento aniquilando al otro, porque esto lo único que despierta es mayor violencia y división”, argumentó. Y agregó que “la violencia termina volviendo mentirosa la causa más justa”. Cabe recordar que horas antes de la llegada de Francisco a Chile se quemaron 4 iglesias.

Ciertamente y para el pueblo Mapuche, la visita de Francisco no trajo consigo ninguna solución. No se tendió ningún puente o intento de mediación y de manera tibia se posicionó como una suerte de “empate”, estableciendo la violencia desde ambos “bandos”. La jerarquía católica cada vez más lejos de sus fieles y desde el Wallmapu, considerando la enorme cantidad de seguidores de la iglesia evangélica y la resistencia Mapuche en las comunidades, la visita del Papa no fue nada más que un espectáculo televisado.

Parte de la ceremonia de Francisco en Temuco, tuvo como invitados a representates Mapuche.

 

Previous post

Comunicado CAM: Ante el proceso de recuperación en el Fundo Choque sector Paillaco, provincia de Arauco

Next post

Escandaloso: Fiscal acusa montaje de Carabineros en "operación huracán"

Painen

Painen

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *